Fundación Ficohsa trabaja para mejorar calidad educativa de Honduras

fundacion ficosha

Fundación Ficohsa en su labor de combatir los altos índices de pobreza mediante el apoyo a la educación prebásica de los niños y niñas entre los 3 y 6 años de edad de escasos recursos económicos, que residen en zonas menos favorecidas del país, ha inaugurado centros prebásicos de excelencia, en los cuales, brindan atención integral para que los pequeños reciban una formación oportuna que garantice su futuro.

Para esta labor la fundación cuenta con MoneyGram, un aliado comercial en el servicio de remesas que gracias a la confianza depositada en la Fundación Ficohsa, fue posible la inauguración de los Centros Prebásicos “Mi Pequeño Paraíso”, ubicado en la Colonia Ciudad Nueva en San Pedro Sula y el “Efraín Aquiles Pereira”, ubicado en el Barrio Macaruya de Siguatepeque.

 

Fundación Ficohsa consolida centros educativos de excelencia 

La rehabilitación de estos planteles los convierte en Centros de Excelencia, en los cuales se ofrece lo mejor para los menores, por ello, el modelo educativo que se emplea en los mismos es innovador, que contempla  beneficios orientados a garantizar una educación de calidad a los más de 90 niños y niñas que asisten cada año a estos planteles.

Es importante resaltar, que dicho modelo integra la tecnología desde temprana edad, permitiendo el acceso a este importante recurso que contribuye a  fortalecer competencias y destrezas en esta área. Además es una herramienta que permite reforzar asignaturas importantes como español y matemáticas.

 

Docentes reciben formación especializada para mejorar el proceso educativo

Asimismo, permite a los docentes recibir una formación especializada para mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje, que se traduce en la mejora del rendimiento escolar.

La rehabilitación física de los centros consiste en una mejora significativa de la infraestructura, dotando de mobiliario y creando espacios pedagógicamente adecuados. La Fundación Ficohsa suministra a todos los niños material didáctico y libros de texto. 

Un aspecto muy importante para un buen aprendizaje es la alimentación, por ello, donan la merienda escolar diaria, incentivando la participación comunitaria que se organiza para elaborar este complemento alimenticio de una manera sana y nutritiva.